Gazpacho de aceitunas y albacaha: nuestra versión de la receta que Pepe Rodríguez presentará esta noche en la final de Masterchef

Gazpacho de aceitunas y albacaha: nuestra versión de la receta que Pepe Rodríguez presentará esta noche en la final de Masterchef

Este gazpacho elaborado con aceitunas aliñadas y albahaca será una de las muchas elaboraciones a las que se enfrentarán esta noche los cinco aspirantes que optan al trofeo de la octava edición de MasterChef.

La receta forma parte de un plato mucho más complejo, que el chef Pepe Rodríguez sirve en su restaurante de Illescas (Toledo), El Bohío, en el que este gazpacho sirve de relleno de unas falsas aceitunas, que se acompañan a su vez de un ajoblanco, una sopa de hierbas y un licuado de judías verdes.

En nuestra versión libre, hemos adaptado los ingredientes del relleno de las esferificaciones para conformar un gazpacho muy refrescante, dominado por el tomate (como debe ser en todo gazpacho), pero con un rico sabor a aceituna y albahaca. Y apto para cualquier aficionado a la cocina sin necesidad de demostrar ningún tipo de técnica de vanguardia.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Tomate pera
    750 g
  • Aceitunas gordal aliñadas
    100 g
  • Pepino (en torno a medio)
    100 g
  • Albahaca
    10 g
  • Vinagre de Jerez
  • Sal

Cómo hacer gazpacho de aceitunas y albahaca

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total
    15 m
  • Elaboración
    15 m
  • Reposo
    30 m

En una olla o bol grande colocamos todos los ingredientes: el tomate cortado en trozos grandes (sin pelar ni despepitar), el pepino pelado, las aceitunas, la albahaca, un chorro generoso de vinagre y un poco de sal.

Batimos todo bien y pasamos la mezcla por un chino o pasapurés, para eliminar las pepitas y las pieles. Rectificamos de sal y vinagre hasta que esté a nuestro gusto.

Servimos frío, con un poco de albahaca y una aceituna cortada de forma transversal a modo de decoración (y guarnición).

Collage Gazpacho

Con qué acompañar el gazpacho de aceitunas y albahaca

Este gazpacho es ideal para ir variando en verano nuestro repertorio de sopas frías, y como cualquier otro gazpacho o salmorejo viene genial como primer plato refrescante en cualquier comida.

En Directo al Paladar | Receta de gazpacho andaluz tradicional
En Directo al Paladar | Gazpacho suave de sandía


La noticia

Gazpacho de aceitunas y albacaha: nuestra versión de la receta que Pepe Rodríguez presentará esta noche en la final de Masterchef

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Miguel Ayuso

.



via Directo al Paladar https://ift.tt/38uaoJl

Así es el nuevo programa de cocina de Tamara Falcó con Javier Peña: un híbrido forzado (y aburrido) entre ‘Aquí la Tierra’ y el típico show de recetas

Así es el nuevo programa de cocina de Tamara Falcó con Javier Peña: un híbrido forzado (y aburrido) entre 'Aquí la Tierra' y el típico show de recetas

Tamara Falcó y Javier Peña han estrenado esta mañana su nuevo espacio diario en Televisión Española, que se emitirá de lunes a viernes a las 13:00.

Cocina al punto con Peña y Tamara, que así se llama el nuevo espacio, tiene dos partes bien diferenciadas. Tanto que parecen casi dos programas en uno.

En la primera parte, Javier Peña se desplaza a un punto de España donde se presenta un producto típico de la zona y se explica cuál es la forma más típica de prepararlo. Se trata de un formato que Televisión Española ha explotado con éxito en su franja de tarde, y en el que se basan buena parte de los contenidos de España Directo y, sobre todo, Aquí la Tierra (del que esta parte del programa parece casi un calco).

En este primer programa la elección no podía ser más obvia: el cocinero ha visitado La Abufera de Valencia, donde hemos conocido cómo se cultiva y se procesa su famoso arroz.

Después, el cocinero ha estado en dos restaurantes: La Ferrera, donde le han enseñado a preparar la paella clásica valenciana y Samsha, donde han mostrado una versión evolucionada de esta, en plan moderno, con arroz suflado.

Pena Productor La parte del programa en exteriores recuerda mucho a los reportajes de Aquí la tierra.

De vuelta al plató

Hasta aquí la mitad del espacio: algo ya visto, pero que siempre resulta interesante. La segunda parte del show, ya en plató, es un programa de cocina convencional en el que Peña explica a Falcó una receta que tiene que ver con el ingrediente presentado en la primera parte y esta lo cocina al mismo tiempo.

Todo lo natural que parecía Falcó en Masterchef deviene forzado en el nuevo programa

En este primer programa, la pareja ha preparado un arroz al horno con trigueros y espinacas, acompañada de un alioli de aguacate, y, de postre, una naranja preparada.

La dinámica entre el chef y la celebrity no acaba de funcionar. Todo lo natural que parecía Falcó en Masterchef deviene forzado en el nuevo programa, donde se juega al chef “listo”, aprendiz “tonta”. Hasta Peña, que ya tiene experiencia en televisión, no parece demasiado cómodo en el nuevo formato.

Da la impresión de que los productores han intentado que el programa no parezca demasiado guionizado, pero es casi peor, porque la conversación enseguida resulta insustancial y Falcó y Peña no parecen saber bien ni qué decirse.

Cocina Al Punto Agatharuizdelaprada 02 C Aidadelarocha Agatha Ruiz de La Prada será una de las próximas invitadas.

Tras el cocinado, como parece obligado en todos los programas de cocina de hoy en día, los anfitriones reciben a un invitado: en este primer programa, el excompañero de Falcó en Masterchef, Juan Avellaneda.

Esto es ya un puro añadido, muy a lo programa matutino de variedades, en el que el invitado dice “qué bueno está todo” (qué va a decir si no) y la cosa se acaba.

Apagamos la tele muertos de aburrimiento y pensado que, como no mejore un poco la dinámica del programa, mucho tienen que verlo los fans de Falcó para que funcione.

En Directo al Paladar | Los ocho peores platos de MasterChef, a examen
En Dircto al Paladar | TVE desvela lo que paga e ingresa por Masterchef (aunque hay algo que no cuadra)


La noticia

Así es el nuevo programa de cocina de Tamara Falcó con Javier Peña: un híbrido forzado (y aburrido) entre ‘Aquí la Tierra’ y el típico show de recetas

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Miguel Ayuso

.

via Directo al Paladar https://ift.tt/2ZFly9X

Cierra el restaurante madrileño Punto MX, el único mexicano con estrella Michelin de Europa (pero Roberto Ruiz no abandona la cocina)

Cierra el restaurante madrileño Punto MX, el único mexicano con estrella Michelin de Europa (pero Roberto Ruiz no abandona la cocina)

Desde hace ocho años, Roberto Ruiz ha presumido -y con razón- de enchilar España, habiendo convertido su coqueto Punto MX (en el barrio de Salamanca) en la referencia de la alta cocina mexicana en nuestro país.

Un romance gastronómico repleto de tesón, buenos amigos y que ha convertido a Roberto Ruiz, su chef, en la cabeza visible del único restaurante mexicano con estrella Michelin (conseguida en 2017) de toda Europa.

Un hito que ha complementado también con propuestas como Mezcal Lab, Salón Cascabel, una gama de productos en retail dentro de El Corte Inglés, además de experiencias internacionales en Colombia y Portugal, y también en los últimos meses, marcados por la pandemia, por una propuesta delivery: MX Roberto Ruiz.

Los motivos nada tienen que ver con lo sanitario, tampoco con lo económico, ni mucho menos con lo gastronómico. "Desde hace un año y medio hay obras en el edificio en el que estamos", nos cuenta, donde a día de hoy son los únicos inquilinos.

"Estos tres meses parados han afectado mucho a nivel estructural a nuestro local, incluyendo fugas de agua y algunas calderas que se cayeron, dejando parte del espacio impracticable", comenta, asumiendo que los arrendadores no estaban por la labor de prorrogar o facilitar las cosas.

Una situación que le ha servido para tomar una determinación que llevaba barruntando algún tiempo y que se ha materializado finalmente: cerrar Punto MX.

Noviembre, un mes marcado en rojo

"Esto no es un adiós, es un hasta luego", ilustra Roberto. "No será un Punto MX II porque no es nuestro estilo. Si quisiéramos hacerlo, lo haríamos, pero vamos a lanzar una nueva propuesta para seguir enchilando España", asegura con optimismo, aclarando que "se reorientará el estilo del negocio", también a raíz de la experiencia atesorada durante estos años.

"Punto MX no nació para ser un gastronómico y a nivel de espacio no estaba habilitado para serlo pero se convirtió en ello por la pasión que pusimos", nos asegura. "Con ello hemos creado el hábito de buscar la excelencia y de mejorar constantemente", reivindica, asumiendo también la insospechada ventaja que le ha dado la pandemia: "me ha dado tres meses para parar y pensar, algo que nunca había tenido".

Será una nueva experiencia, más acogedora y más cómoda, para más comensales

Una suerte de renovarse o morir que en esta ocasión viene marcada de forma indirecta por la circunstancia pero que a Roberto Ruiz le llena de ganas. "Siempre es bueno tener sensaciones distintas, lanzar nuevos proyectos y poder renovarse", asegura, todo ello con una meta "seguir enchilando a España y volver a ser el referente de la cocina mexicana".

Con la vista puesta en el mes de noviembre, una de las pocas pistas que Roberto da, explicando que "buscamos una experiencia que sea mejor, más acogedora y más cómoda tanto para los clientes como para nosotros mismos".

El delivery seguirá al pie del pedal

Parte De La Propuesta Delivery De Mx Roberto Ruiz Parte de la propuesta Delivery de MX Roberto Ruiz

El aprendizaje de la pandemia puso en las casas de muchos madrileños la cocina de Roberto Ruiz, haciéndola más asequible y accesible, algo positivo y que ha servido al restaurador para seguir apostando por esta vía, bautizada como MX Roberto Ruiz.

"Hemos aprendido mucho con este nuevo concepto y vamos a potenciarlo para aumentarlo y llegar a más público", añade. Así, también incluirán ceviches y pescados en su propuesta, haciéndola más completa.

"Nos ha supuesto también un reto que nos está siendo muy útil. Tiene otro ritmo, otros tiempos y otra gestión", explica sobre el delivery. "En 10 minutos tienes que tener listo todo, del entrante al postre, para poderlo marchar", puntualiza.

El delivery tiene otra gestión, otro ritmo y otros tiempos de los que hemos aprendido mucho

Además de ofrecer una ventaja competitiva: una mayor audiencia. "Llegas a más público pero también a otro público", reconoce, algo que en Punto MX era inviable por el aforo del local, apenas una docena de personas.

Con esas miras, Roberto reconoce también que no quiere quedarse sólo en las comidas y las cenas. "Estamos pensando cómo llegar también con el delivery a otros momentos como el desayuno", ratifica.

Así, ceviches, chilaquiles, totopos, tacos y guacamole seguirán llevando el sello de MX Roberto Ruiz por las casas de Madrid.

Más allá de España y expandir el retail

Las apuestas de Roberto Ruiz y su equipo también han hecho de su cocina mexicana un ida y vuelta, encontrándose también en Colombia (donde ahora están buscando la manera de aplicar el delivery con sus socios) y en Portugal, donde Barra Cascabel (dentro de El Corte Inglés de Lisboa) ya ha vuelto a funcionar y parando un proyecto que tenía con el chef portugués José Avillez (ambos en la foto superior).

Unas enseñanzas que también trasladará al retail dentro de El Club del Gourmet de El Corte Inglés, donde ya trabaja una línea de aperitivos mexicanos como el guacamole, el pico de gallo, los totopos de maíz y varias salsas de La Chipotlera. Además de Salón Cascabel, también en uno de los espacios Gourmet Experience de El Corte Inglés.

En esos espacios es donde también aumentará su presencia a medio y largo plazo, teniendo en mente algunos nuevos productos como asados y ahumados, que el cliente deberá rematar en casa.

Imágenes | Punto MX / MX Roberto Ruiz

En Directo al Paladar | Guacamole: la receta auténtica mexicana hecha por mexicanos
En Directo al Paladar | Cenar en casa con comida de estrella Michelin: la pandemia acelera la llegada de la alta cocina a domicilio


La noticia

Cierra el restaurante madrileño Punto MX, el único mexicano con estrella Michelin de Europa (pero Roberto Ruiz no abandona la cocina)

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Jaime de las Heras

.

via Directo al Paladar https://ift.tt/3gsVRQT

Salmorejo: nuestra nueva receta favorita y cinco trucos para que salga perfecto (con vídeo incluido)

Salmorejo: nuestra nueva receta favorita y cinco trucos para que salga perfecto (con vídeo incluido)

En la gastronomía española hay muchas sopas frías que irrumpen con fuerza en los menús veraniegos, pero el gazpacho andaluz y el salmorejo cordobés son las más populares. Ya os contamos hace unos días los trucos de nuestra nueva receta favorita de gazpacho y hoy vamos con la receta de salmorejo.

Con los años hemos perfeccionado la receta de salmorejo hasta dar con una nueva fórmula que nos tiene locos. Estamos seguros que cuando preparéis nuestra nueva receta y apliquéis los trucos para que el salmorejo salga perfecto os vais a pasar a nuestro bando y solo vais a querer comer el salmorejo de esta manera. Suave, sabroso, aterciopelado y con una guarnición que lo eleva a otra categoría.

Nuestra mejor receta de salmorejo

Todo empieza el día anterior, cuando mezclamos en un mismo recipiente 150 gramos de pan seco de barra, troceado a mano, con dos dientes de ajo morado y un kilo de tomate pera maduro troceado (sin pedúnculos). Cubrimos con papel film y guardamos en la nevera toda la noche para que los sabores comiencen a mezclarse unos con otros.

Al día siguiente, cuando vayamos a consumir nuestro salmorejo, retiramos el recipiente de la nevera y volcamos el contenido en el vaso de un robot. Añadimos una cucharadita de vinagre (opcional) y trituramos hasta obtener un puré. Es ahora cuando añadimos sal al gusto, 100 ml de aceite de oliva virgen extra y trituramos de nuevo, a máxima potencia, durante diez minutos.

Puede sonar una barbaridad de tiempo, pero estos diez minutos marcan la diferencia. El aceite tiene tiempo suficiente de emulsionar y el resultado es tremendamente cremoso. Antes de servir probamos y añadimos más sal en caso de ser necesario.

Aunque el salmorejo está listo para servir tal cual sale del vaso del robot, conviene dejarlo reposar un rato en la nevera. Media hora será suficiente para que coja buena temperatura.

En este rato preparamos una guarnición diferente a la clásica de jamón, y huevo picados. Asamos seis pimientos de padrón y ocho tomates cherry en el horno, durante cinco minutos a 200 ºC. Cocer dos huevos de codorniz en agua hirviendo durante cuatro minutos, refrescamos, pelamos y cortamos por la mitad.

Colocamos la guarnición a lo largo de la parte central de un plato hondo, a modo de tiradito, alternando pimientos, tomates, mitades de huevo de codorniz y taquitos de jamón. Vertemos el salmorejo a ambos lados de la guarnición, regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y servimos inmediatamente.

Cinco trucos para conseguir un salmorejo perfecto

El tomate es el protagonista y el producto al que más importancia hay que dar. Clave para obtener un salmorejo de película. Por eso conviene elegir un tomate carnoso, maduro y de huerta. Un tomate pera maduro que cumpla los requisitos anteriores puede ser una buena opción. Pues, además de tener carne, tiene sabor.

Garlic 2390990 1920 El ajo morado es suave y poco picante

Otro elemento clave del salmorejo, en el que no siempre reparamos, es el ajo. Pensamos en qué cantidad añadir a la receta, para que quede más o menos fuerte, pero no solemos ir más allá. Sin embargo, elegir bien el tipo de ajo marca la diferencia. El ajo morado de las Pedroñeras, más suave y con un punto de picor bajo, es perfecto para el salmorejo.

Aunque muchos lo usan, el vinagre no es un ingrediente del salmorejo tradicional. Si optáis por añadirlo, mejor que sea un vinagre suave. El de vino blanco o el de manzana son dos buenas opciones. Siendo comedidos con la cantidad utilizada, el vinagre aporta un punto interesante de sabor. Menos es más.

Olive Oil 968657 1920 Aceite de oliva virgen extra: clave en la obtención del salmorejo perfecto

Buen aceite de oliva virgen extra o el mejor a vuestro alcance. Y no solo porque su sabor marca la diferencia, sino porque emulsionamos el salmorejo a base de batir durante muchos minutos y esto, con un mal aceite, no da buen resultado. Con un robot de cocina potente el aceite emulsiona rápidamente y se consigue un salmorejo aterciopelado, homogéneo y muy cremoso.

Por último un aspecto decisivo para elaborar un salmorejo lleno de sabor, que aprendimos de la chef Pepa Muñoz, es empezar a prepararlo el día anterior o, al menos, ocho horas antes de consumirlo. Mezclar el pan con el ajo y el tomate y dejar reposar en la nevera toda la noche, un ritual poco habitual que da muy buen resultado.

Con qué acompañar nuestra nueva receta favorita de gazpacho

Ya lo hemos indicado en la receta, pero lo repetimos de nuevo para que nadie se pierda la posibilidad de disfrutar de este salmorejo con una guarnición divertida y diferente. Pimientos de padrón, tomates cherry, huevos de codorniz y tacos de jamón. La combinación de sabores y texturas hacen de este un plato redondo.

Imágenes | Pixabay
En Directo al Paladar | Salmorejo de aguacate: receta fácil, sencilla y deliciosa
En Directo al Paladar | Receta de salmorejo cordobés con Thermomix


La noticia

Salmorejo: nuestra nueva receta favorita y cinco trucos para que salga perfecto (con vídeo incluido)

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Carmen Tía Alia

.

via Directo al Paladar https://ift.tt/2VQWhIL

Disfruta del mejor calabacín en el esplendor de su temporada: propiedades, usos y muchas recetas para aprovecharlo al máximo

Disfruta del mejor calabacín en el esplendor de su temporada: propiedades, usos y muchas recetas para aprovecharlo al máximo

Hortaliza típicamente mediterránea y hoy consumida por todo el mundo, el calabacín o zapallo es quizá una de las verduras más agradecidas que podemos usar en la cocina. Se puede cocinar de mil maneras o consumir crudo, es apto para elaborar dulces y admite una gran diversidad de técnicas, texturas y presentaciones. Disponible todo el año, el verano es el mejor momento para disfrutarlo al máximo.

¿Qué es el calabacín?

Acostumbrados a su presencia habitual en la sección de verduras de cualquier supermercado, esta pregunta podría sonar baladí, pero solo con ahondar un poco podemos descubrir la complejidad que hay detrás de su inmensa familia.

Calabacines

El calabacín, botánicamente, es una fruta, aunque se trata comercialmente como una verdura u hortaliza. Pertenece a la familia de las cucurbitáceas, un gran grupo de cientos de plantas plantas del que también forman parte otros conocidos de nuestra despensa, como el pepino, la calabaza, el melón o la sandía. En su mayoría son plantas trepadoras anuales, con algunos arbustos leñoso, lianas leñosas y también ciertos árboles de pequeño tamaño.

El nombre científico del producto que nos ocupa hoy es cucurbita pepo, refiriéndonos generalmente a la variedad cylindrica, aunque en español conocemos comúnmente como calabacines a otras variedades como los amarillos (var. recticollis). Se trata de un tipo de fruto llamado en botánica pepónide, desarollado a partir del ovario hinchado de la flor de la planta.

Calabacin Redondo

Como la mayoría de cucurbitáceas, los calabacines son frutos inmaduros, que además suelen ser más apreciados cuando no alcanzan un gran tamaño. Se diferencia en este sentido claramente de sus hermanas mayores, las calabazas, que no solo alcanzan habitualmente mayor tamaño, sino que además son de piel mucho más dura y normalmente incomestible.

Origen y cultivo actual

A pesar de su origen se sitúa habitualmente en Mesoamérica, no está claro si los primeros antepasados del calabacín pudieron llegar desde el continente asiático. Sí sabemos que ya en el Antiguo Egipto se consumía, y que tuvo un gran desarrollo en el litoral mediterráneo gracias al impulso de la agricultura que ejercieron las culturas árabes.

Calabacin

En el continente americano la familia de las cucurbitáceas también está ampliamente extendida y su origen también se pierde en tiempos ancestrales, localizándose las primeras fuentes de su domesticación en territorio de la actual Oaxaca (México) hace unos 8000-10000 años. En cualquier caso, el cultivo de sus diversas variedades está extendido hoy por gran parte de América, norte de África y toda la cuenca mediterránea, llegando incluso a producirse en países europeos más alejados como Holanda. España, Francia, Marruecos e Italia son los principales países productores.

En el año 2019, España produjo 605.527 toneladas de calabacines, con Almería claramente liderando el sector, con 459.286 toneladas. Le siguen, a mucha distancia, la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana; gran cantidad de esta producción se destina a la exportación, especialmente tras popularizarse su consumo en países como Reino Unido o Alemania, desde finales del siglo anterior.

Calabacin Planta

El calabacín es una planta que necesita temperaturas cálidas o no muy frías para crecer, de ahí que su mejor temporada sean los meses de verano. Sin embargo, los avances en el sector agroalimentario, el desarollo de nuevas variedades e importantes descubrimientos como la secuenciación del genoma, han permitido desarrollar una producción permanente durante todo el año.

Los cultivos más modestos y la producción propia de quien disfrute de su pequeño huerto -urbano o no-, regalan en los meses de calor la mejor producción de calabacines, perfectos además para aprovechar sus múltiples propiedades cuando el organismo más lo agradece.

Descripción y características

El calabacín estándar más conocido y extendido en nuestro país es el de tipo alargado, cilíndrico, más o menos recto, con un tamaño que puede variar entre los 20 y 40 centímetros, existiendo también ejemplares aún más grandes. El peso ronda los 200 o 300 gramos, según el calibre.

Calabacin Flor

La piel es de color verde oscuro, a veces casi negra, a menudo moteada con marcas blancas o amarillentas. Es fina y comestible, endureciéndose a medida que el fruto se deja crecer más. Suele conservar una especie de pedúnculo en un extremo que no es más que la unión con la planta, y es comestible.

La carne es firme pero tierna, volviéndose algo harinosa cuando pierde frescura. De color crema pálido, casi blanco, contiene semillas del mismo color que en las variedades actuales no suelen suponer gran molestia al consumidor.

Ya hemos comentado que hay una gran variedad de calabacines que responden a diferentes nombres o frutos específicos, aunque por motivos prácticos en nuestros mercados apenas se hacen distinciones en los nombres. Sí son llamativos los calabacines redondos o luna, con un sabor prácticamente idéntico, o los blancos, que tampoco ofrecen gran diferencia organoléptica.

Calabacines Colores

Otros calabacines, o primos del calabacín, presentan formas más bulbosas o irregulares, algunos ya más semejantes a variedades de calabaza, también de color amarillo o naranja.

Las flores mencionadas también son comestibles, de gran tamaño, consumidas generalmente rellenas y guisadas o también fritas, y sí que siguen considerándose más como un produco más propio del verano. Muy típicas en la cocina italiana.

Cómo elegir y conservar el calabacín

Los calabacines son verduras más delicadas que sus primas las calabazas, con la piel susceptible de sufrir daños por golpes o arañazos. A la hora de escogerlo, son preferibles los ejemplares de calibre medio o más pequeño, que sean firmes al tacto y no muestren grandes defectos visibles.

Compra

Una vez en casa conviene refrigerarlos en el cajón de las verduras, sin lavar, bien alejados de las manzanas o de alimentos que emitan olores extraños. El calabacín, conservado en frío y con cierta humedad en el ambiente, pero totalmente seco, podrá aguantar bien durante varios días. A partir de la semana lo normal es que se arrugue, pierda textura y sabor, y puede mostrar moho y otros defectos; entonces habrá que desecharlo.

También se puede congelar, lavado, troceado y blanqueado, o conservarlo encurtido, en aceite o incluso en preparaciones dulces o semidulces, como mermeladas y chutneys.

Propiedades y beneficios nutricionales

Podemos resumir las propiedades del calabacín como una hortaliza baja en calorías, fuente de fibra, vitaminas y ciertos minerales, hidratante y saciante. Según la base de datos BEDCA, 100 g de porción comestible en crudo aportan apenas 17 kcal -la cantidad exacta puede subir un poco según la variedad, pero se mantiene rondando las 20 kcal-, está prácticamente libre de grasa y suma solo 2 g de hidratos de carbono, y apenas 1,8 g de proteínas vegetales.

Calabacin Cortado2

Destaca por su contenido en vitamina C, folatos y vitamina A, así como de potasio, fósforo y, ya en menor medida, calcio. En 100 g de calabacín crudo podeos ingerir hasta 94,6 g de agua, que se pierde en diferentes proporciones al cocinarlo, concentrando así todos sus nutrientes.

Es por tanto una hortaliza adecuada para todo tipo de dietas -salvo excepciones por cuestiones médicas concretas-, perfecta para quienes busquen mantener o perder algo de peso, que potencia la saciedad y nos ayuda a mantener una correcta hidratación.

Zoodles

Consumir calabacín de forma habitual, combinado con otros vegetales, reúne los mismos beneficios que la mayoría de verduras: ayuda a mantener un peso equilibrado y favorecen una buena digestión, tienen acción antioxidante, previenen de ciertos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, reducen el riesgo de diabetes, contribuyen al buen funcionamiento de todo el organismo, etc.

Por supuesto, también depende de cómo lo cocinemos y con qué lo acompañemos; los chips fritos no son la mejor opción, aunque podamos consumirlos de forma ocasional. Y está claro que, por más nutritivo que sea, un bizcocho no es la mejor manera de aprovechar sus numerosos beneficios. Digamos que la harina, el azúcar y la grasa anulan un poco el efecto de la verdura.

Nuestras mejores recetas con calabacín

Hay tantas maneras diferentes de disfrutar del calabacín que sería difícil escoger solo unas pocas recetas para defender sus virtudes culinarias. Que no se diga que es una verdura aburrida; a continuación reunimos una buena selección de nuestras mejores recetas que demuestran la sabrosa versatilidad de esta hortaliza.

Crudo, a la plancha, al horno, guisado, triturado, en frío o caliente, en postres… El recetario del calabacín es equiparable al de la calabaza o la zanahoria, con la peculiaridad de que es una verdura más neutra, no tan dulce, por tanto mucho más abierta a incorporarla a todo tipo de platos salados o dulces.

Aperitivos y entrantes

Latkes

Receta ligeras

Tortillas

Cremas y sopas

Crema

Ensaladas y tartas saladas

Tarta2

Platos saciantes y más completos

Tajine

Dulces y postres

Bizcocho

Fotos | iStock – Pixabay – Unsplash
En Directo al Paladar | Ya sea perejil, cebollino o albahaca, este es el mejor método para conservar hierbas aromáticas ya cortadas
En Directo al Paladar | Cómo hacer una ensalada campera original: 13 ideas para triunfar en tus picnis veraniegos


La noticia

Disfruta del mejor calabacín en el esplendor de su temporada: propiedades, usos y muchas recetas para aprovecharlo al máximo

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Liliana Fuchs

.

via Directo al Paladar https://ift.tt/2O0QBaZ

Bizcocho de chocolate fácil: la receta para conquistar a auténticos chocolateros

Bizcocho de chocolate fácil: la receta para conquistar a auténticos chocolateros

Por mucho que nos gusten las tartas fastuosas, un buen bizcocho casero es un amigo que nunca te falla. Siempre tiene ese aire hogareño, de recuerdos de infancia, sin dejar de ser un dulce que nunca sabrá de modas. Las recetas más sencillas suelen ser las que mejor funcionan, desde el clásico de yogur al básico de tres ingredientes. Hoy nos dejamos tentar por un suculento bizcocho de chocolate, pero para chocolateros de verdad.

Decimos que es una receta para verdaderos amantes del chocolate, porque esta no es la típica receta que simplemente añade cacao en polvo a la masa. Todos -o casi todos- hemos hecho aquello de sustituir parte de la harina del bizcocho de yogur por cacao, o peor aún, alguna bebida soluble supuestamente chocolateada. Con eso lo único que conseguimos es teñir ligeramente la masa y darle un aroma que vagamente nos recuerda al chocolate.

En este bizcocho añadimos chocolate derretido, siempre negro de primera calidad, además de cacao puro 100%. Usamos mantequilla como grasa principal, pues creemos que funciona mejor en masas de chocolate que el aceite, y además agregamos almendra molida a la masa para potenciar la jugosidad. Es fundamental no pasarse de horneado para mantener esa textura ligeramente húmeda.

Ingredientes

Para 10 personas
  • Mantequilla
    100 g
  • Chocolate negro de buena calidad
    50 g
  • Cacao en polvo puro sin azúcar
    40 g
  • Huevo L
    3
  • Azúcar
    150 g
  • Leche
    60 ml
  • Esencia de vainilla
    5 ml
  • Harina de repostería
    100 g
  • Almendra molida
    100 g
  • Levadura química
    16 g
  • Sal
    2 g

Cómo hacer bizcocho de chocolate

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total
    1 h
  • Elaboración
    25 m
  • Cocción
    35 m
  • Reposo
    5 m

Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Forrar con papel antiadherente un molde rectangular de unos 22-25 cm de largo. Si es más pequeño, el bizcocho saldrá más alto; si es más largo, quedará más bajito.

Trocear la mantequilla y el chocolate, y poner juntos a derretir al baño maría o directamente en un cazo, a fuego muy suave. Remover hasta tener una mezcla homogénea y mezclar con el cacao, removiendo con las varillas. Dejar enfriar un poco.

Batir los huevos en un recipiente mediano con el azúcar, varios minutos hasta que dupliquen o tripliquen el volumen. Añadir la leche y la vainilla y batir un poco más. Incorporar la mezcla de chocolate derretido, removiendo suavemente.

Bizcocho Chocolate Pasos

Tamizar encima la harina con la almendra, la sal y la levadura. Mezclar todo bien, con movimientos suaves, y llevar al molde cuando esté bien homogéneo. Hornear durante unos 35-40 minutos, vigilando que no se pase.

Es mejor que al pinchar el centro con un palillo salga un poco manchado. Retirar del horno y esperar 8-10 minutos antes de desmoldar y dejar enfriar por completo sobre una rejilla.

Con qué acompañar el bizcocho de chocolate

La intensidad del chocolate en este bizcocho se puede equilibrar con un café al gusto, frío o caliente, o con una bebida más refrescante. La horchata de chufa y la versión de almendras combinan de maravilla con el cacao, y los amantes del limón se pueden sorprender por la curiosa pareja que hace el bizcocho con una limonada. Si queremos lucirnos más en la presentación, nada como una cobertura de chocolate o nata montada casera.

En Directo al Paladar | Cómo hacer bizcocho de chocolate en una olla: receta al vapor para no encender el horno
En Directo al Paladar | Bizcocho de yogur y limón, receta casera fácil para guardar como oro en paño


La noticia

Bizcocho de chocolate fácil: la receta para conquistar a auténticos chocolateros

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Liliana Fuchs

.



via Directo al Paladar https://ift.tt/2ZEd2In

Granizado de café: receta muy fácil para refrescarte en verano

Granizado de café: receta muy fácil para refrescarte en verano

Creo que el granizado de limón y el granizado de café son dos de las bebidas más refrescantes que se pueden tomar en verano. Cuando empieza el calor intenso, me encanta encontrarlas en muchos bares, que ofrecen también la horchata como tercera posibilidad. Me gustan tanto que si puedo prepararlos en casa, pues tanto mejor.

Aprender a preparar un refrescante granizado de café en casa es muy práctico, pues además de estar buenísimo, no tiene ninguna dificultad y la satisfacción que proporciona tomarse uno en las tardes de agosto es una maravilla.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Café (bebida)
    500
  • Azúcar
    60 g
  • Zumo de limón
    8 ml

Cómo hacer un refrescante granizado de café

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total
    10 m
  • Elaboración
    5 m
  • Cocción
    5 m
  • Reposo
    1 h

Lo ideal para tomar un buen granizado de café es utilizar café cargado, por lo cual yo comienzo preparando una buena cafetera alimentada con un buen café. Si lo preferís podéis utilizar también café soluble y agua pero yo prefiero el sabor auténtico del café recién hecho.

Mientras sube el café, calentamos 100 ml de agua y disolvemos en ella 3 cucharadas de azúcar. Removemos y dejamos reducir durante 5 minutos hasta obtener un jarabe o almíbar que mezclamos con el café. Añadimos el zumo del limón y mezclamos bien. Probamos y rectificamos de azúcar.

Colocamos la mezcla en un tupper o en una bandeja y lo congelamos durante 2 horas. Transcurrido ese tiempo, rompemos los cristales de hielo que se habrán empezado a formar utilizando un cuchillo afilado o un tenedor.

Volvemos a introducir en el congelador y repetimos la operación cada 30 minutos, hasta que todo el contenido sean pequeños cristales, similares a hielo picado. Cada vez el color de la mezcla será más dorado y menos oscuro. Servimos los granizados de café en copas altas de cristal que permitan disfrutar de la visión de los cristales y opcionalmente lo decoramos con ralladura de limón.

Granizado De Cafe Pasos

Con qué acompañar un granizado de café

El granizado de café, como bebida refrescante de verano es idónea para calmar las consecuencias de las altas temperaturas a cualquier hora, pero si en algún momento es más agradable es como colofón a una buena comida, sustituyendo a las infusiones o cafés habituales, o si es a media tarde, os recomiendo probarlo con unas galletas caseras.

En Directo al Paladar | Mi receta de sangría para el verano
En Directo al Paladar | Granizado de limón. Receta con Thermomix


La noticia

Granizado de café: receta muy fácil para refrescarte en verano

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Pakus

.

via Directo al Paladar https://ift.tt/2tlzwMS

Huevos encapotados: receta del todopoderoso híbrido entre croqueta y huevo frito

Huevos encapotados: receta del todopoderoso híbrido entre croqueta y huevo frito

Los huevos encapotados, conocidos también como "huevos al colchón", son un increíble híbrido entre croqueta y huevo frito que durante mucho tiempo fue un fijo del recetario español. Debido a lo trabajoso de su elaboración cayeron en el olvido y, aunque todavía resisten en Galicia, Madrid y Andalucía, son hoy pocas las casas en las que se hacen. Craso error. Esto es una maravilla y no podemos más que reivindicar su puesto en el Olimpo de las frituras.

La receta, que aparece en el libro más famoso de la gastronomía española, las 1080 recetas de cocina de Simone Ortega, consiste en envolver unos huevos fritos en bechamel, para después rebozarlos y freirlos como si de una croqueta se tratara.

Decimos que esta receta es laboriosa, pero no difícil. En realidad, basta saber hacer un huevo frito y una bechamel, pero debemos planificarla con tiempo, pues para poder rebozar el invento, debemos enfriarlo previamente en la nevera.

Para realizar sin dramas esta receta es casi obligatorio contar con un aro redondo, de los que se utilizan para emplatar. Nosotros hemos probado varios, y el más cómodo para esta receta es uno de aproximadamente 8 x 4,5 cm.

Lacor - 68508 - Aro Redondo Mouse 8x4,5cm Inox

Lacor – 68508 – Aro Redondo Mouse 8×4,5cm Inox

David de Jorge utiliza para hacer sus huevos al colchón secciones de un tubo de PVC que había cortado a sierra, pero aquí entraríamos en el terreno de Bricomanía. Si no quieres liarte tanto, este tipo de moldes se venden en cualquier ferretería y, claro está, en internet.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Huevos
    3
  • Leche
    250 ml
  • Harina de trigo cucharada
    1
  • Mantequilla
    10 g
  • Nuez moscada al gusto
  • Pimienta negra molida al gusto
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer huevos encapotados

Dificultad: Media
  • Tiempo total
    30 m
  • Elaboración
    10 m
  • Cocción
    20 m
  • Reposo
    1 h

En primer lugar debemos hacer dos huevos fritos en abundante aceite de oliva. Nos interesa que tengan puntilla. Una vez hechos, los retiramos del aceite y reservamos.

Mientras descansan los huevos vamos a preparar la bechamel. Podemos seguir nuestra receta clásica de bechamel o la receta rápida, en frío, que fue la que usamos para esta elaboración en concreto. Para ello, vertimos en un cazo o sartén la leche, la mantequilla y la harina en las cantidades indicadas, y la nuez moscada, la pimienta y la sal a nuestro gusto. Encendemos el fuego y removemos constantemente con unas varillas hasta que la bechamel queda con la densidad suficiente.

Una vez está lista la bechamel procedemos a envolver con esta los huevos fritos. Para ello, debemos disponer los moldes sobre papel film. Ponemos entonces una capa de bechamel. Cortamos los bordes de los huevos fritos para que quepa la yema en el molde con el suficiente espacio para que la bechamel cubra el huevo por completo. La parte sobrante del huevo, donde está la puntilla, la mezclamos con el resto de bechamel, y cubrimos con esta todo el huevo.

Collage Huevos1

Una vez tenemos los huevos envueltos, debemos enfriarlos en la nevera durante, como poco, una hora, para luego poder manejarlos sin que se deshagan.

Pasado este tiempo, rebozamos los huevos encapotados con el tercer huevo y pan rallado. Una vez realizado este paso lo ideal es volver a meterlos en la nevera, para que el rebozado se asiente.

Hasta aquí la receta se puede preparar con antelación. Cuando vayamos a comer, freímos los huevos encapatados en el mismo aceite en el que habíamos hecho los huevos fritos y servimos inmediatamente. Si hemos seguido los pasos correctamente al partir los huevos saldrá toda la yema, en una explosión que nos llenará de júbilo.

Collage Huevos 2

Con qué acompañar los huevos encapotados

Los huevos encapotados están buenísimos solos, pero el plato gana, obviamente, si se acompaña de una buena salsa de tomate casera, unas patatas fritas o unos pimientos de piquillo (como es el caso).

En Directo al Paladar | Cómo comprobar si los huevos siguen en buen estado
En Directo al Paladar | Huevos a la jardinera, deliciosa receta de aprovechamiento


La noticia

Huevos encapotados: receta del todopoderoso híbrido entre croqueta y huevo frito

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Miguel Ayuso

.



via Directo al Paladar https://ift.tt/31GLmVY

17 cosas que puedes congelar en una cubitera más allá del hielo (y los mejores modelos para aprovecharlas al máximo)

17 cosas que puedes congelar en una cubitera más allá del hielo (y los mejores modelos para aprovecharlas al máximo)

A raíz de la expansión de las neveras con dispensador automático de hielo y la comodidad de comprarlo industrial en cualquier tienda de barrio, quizá la costumbre de hacernos nuestros propios cubitos se está perdiendo. Pero las cubiteras o moldes de hielo pueden ser muy útiles para congelar otros productos e ingredientes, no solo con la función de enfriar bebidas.

En el fondo, estos utensilios no son más que moldes con pequeñas cavidades diseñados para albergar porciones reducidas de productos más o menos líquidos, capaces de resistir las bajas temperaturas y las condiciones de humedad específicas del congelador doméstico. Incluso el modelo más básico, el típico que siempre suele venir de serie con el frigorífico, nos puede ser de gran utilidad todo el año.

Combinándolas con bolas de congelación o recipientes herméticos adecuados para este electrodoméstico, los moldes de hielo nos ofrecen un sistema muy sencillo para conservar pequeñas dosis de aderezos, bebidas e ingredientes, en porciones perfectamente divididas, que podemos almacenar a nuestra disposición durante varios meses. Estos son nuestros usos favoritos para las cubiteras que aplicamos a diario en nuestras cocinas.

Alimentos que podemos congelar en una cubitera

1. Hierbas aromáticas frescas

Albahaca, perejil, cilantro cebollino, tomillo… Podemos conservarlas varios días en la nevera con el método adecuado, pero al final se acabarán estropeando. Congelándolas no solo alargaremos su vida útil, también podemos tener a mano un condimento fresco y muy aromático siempre que lo necesitemos, listo para usar.

Hierbas

Lo ideal es partir de las mejores hierbas frescas -las más pochas o en sus últimas horas de vida mejor las desechamos-, perfectamente lavadas, secas y picadas. Podemos usar una sola variedad o combinar varias, según nuestro gusto o uso deseado, y picarlas juntas, pero no demasiado. Solo queda repartirlas en los huecos de la cubitera y llenarlos con aceite de oliva virgen extra, o con mantequilla derretida.

Una vez solidificados los "cubitos", lo mejor es desmoldarlos congelados y guardar las porciones en una bolsa de congelación, cerrada herméticamente. Así podemos sacar una o dos unidades para añadirlas directamente a un guiso, salteado, o lo que nos apetezca.

2. Pulpa de ñoras o pimiento choricero

Estas dos variedades de pimiento son básicos de la cocina tradicional. La primera, también llamada pimiento de bola, es más típica en regiones levantinas, mientras que el segundo abunda más por el norte. En ambos casos son hortalizas que se secan para almacenarlas durante muchos meses, y que posteriormente se rehidratan para sacar la pulpa y enriquecer así guisos, arroces y otras recetas.

Noras

Por comodidad, resulta más sencillo preparar una gran cantidad de esta pulpa o comprarla ya envasada; el problema es que se estropeará pronto incluso si la tenemos en la nevera. Congelando pequeñas porciones en una cubitera y guardándolas en una bolsa, tendremos disponible este ingrediente para utilizarlo al instante siempre que nos haga falta. Se puede añadir a los sofritos directamente sin descongelar.

3. Concentrado de tomate o passata

La idea es la misma que en el caso anterior. El concentrado o pasta de tomate, llamado passata en Italia, donde es un básico de la cocina, se comercializa en botes o tubos pequeños porque se trata de un ingrediente muy potente, que se añade en pequeñas cucharaditas a salsas, guisos y otros platos para enriquecerlos con un sabor muy aromático.

Tomate

Los botes se echan a perder en pocos días; en tubo duran más, pero aún son difíciles de encontrar en España. Prepararlo casero es una buena opción, pero solo merece la pena si hacemos grandes cantidades -y necesitaremos muchos, muchos tomates, pues debe quedar muy reducido-; de nuevo, congelando pequeñas porciones en una cubitera, tendremos el congelador bien surtido de este fantástico ingrediente.

4. Zumo de limón, lima u otros cítricos

Lemon

Especialmente el zumo de limón es un aderezo habitual de multitud de recetas, también imprescindible en platos específicos o salsas concretas. Si por algún motivo se nos han gastado los limones del frutero -o estamos fuera de temporada-, disponer de su zumo congelado será un salvavidas.

Podemos también tener una bolsita con cubitos de zumo de lima e incluso de naranja, que usaremos probablemente con menos frecuencia, pero que sin duda nos vendrán de perlas en más de una ocasión.

5. Café

Hielo Cafe

La mejor forma de preparar un café con hielo y no aguarlo es enfriarlo con cubitos del propio café. Si no queremos aumentar la cafeína del refresco, siempre podemos hacerlos con la versión descafeinada, evitando a ser posible la versión soluble de sobre. Se trata de no arruinar el sabor del café frío, así que congelaremos los hielos con café preparado en casa de calidad, dejándolo enfriar antes de congelarlo.

Los cubitos de café nos servirán también para elaborar postres, cócteles o para preparar granizados instantáneos, simplemente triturando en un robot o batidora potente los hielos con un poco de la bebida líquida, o con un almíbar como el que usamos para hacer limonada. Los que no sean tan amantes del sabor del café pueden echar los hielos en un vaso de leche fría.

6. Leche o bebida vegetal

¿La horchata no está lo suficientemente fría? ¿Queremos que la leche merengada sea aún más refrescante? ¿El batido podría agradecer unos grados menos? Enfriar estas bebidas con cubitos de agua solo estropearán el sabor y la textura.

Si tenemos cubitos de leche o de la bebida vegetal equivalente, lograremos lo mismo que con el café: enfriarlas potenciando aún más su sabor. Así, además, podemos jugar combinando variedades diferentes, o podemos usar estos hielos también para el mismo café, creando una bebida más suave.

7. Yemas de huevo

El huevo crudo y entero no se congela bien -podría explotar-, pero las yemas sí aguantan perfectamente la congelación, incluso mejor que las claras por separado, dado su alto contenido en grasa y menos cantidad de agua.

Por el tamaño que tienen son perfectas para depositar en moldes de hielo y congelar tal cual, mejor si las batimos ligeramente antes para romper su forma y ocupar así toda la cavidad. Estas yemas nos servirán para elaborar postres, salsas, panes y bollos o para pincelar masas y darles ese toque dorado.

8. Mantequilla tostada o clarificada

Mantequilla

Una técnica habitual en recetas de pastelería es la de calentar la mantequilla hasta que se vuelve transparente y se torna de un color oscuro, acaramelado, con un aaroma a fruto seco muy agradable. Si solo la cocemos hasta que se separan los sólidos tendremos mantequilla clarificada -o ghee-, muy útil para para usar en platos salados.

Congelándola ya lista en pequeñas porciones no ahorraremos tener que hacer este paso en numerosas recetas. Y es una manera estupenda de aportar mucho sabor a todo tipo de salsas o platos como el risotto o pasta, o para servir con tortitas y gofres recién hechos.

9. Grasa de beicon, panceta o de ave

Puede que no sea lo más saludable, pero es indiscutible que la grasa que suelta el beicon o panceta al cocinarse tiene un sabor extraordinario. Por algo a los anglosajones les encanta usarla para cocinar en ella también los huevos, tortitas o las patatas de esos calóricos desayunos.

Bacon

También aves como el pavo asado con piel, el pato o la oca dejan una valiosa grasa al cocinarse que se considera una delicatessen sabrosísima para cocinar otros alimentos. Las patatas asadas o fritas con este ingrediente son todo un manjar bien conocido en muchos países europeos.

Desperdiciarla sería un crimen; nada más sencillo que colar esos jugos para limpiarlos de impurezas y congelar la grasa pura en pequeñas porciones usando una cubitera. Después solo queda añadir los cubitos directamente a la sartén, a una salsa o guiso, o todo lo que se nos ocurra. Con su debida moderación.

10. Ajo y cebolla

Ajo

Otros básicos de la cocina, que podemos tener congelados en porciones crudas incluso ya mezclamos, muy picados o triturados, o por separado y bajo diferentes preparaciones previas.

Nuestro yo del futuro agradecerá disponer de reservas de dientes de ajo confitado o asado, en el horno o en olla de cocción lenta, un manjar con una potencia aromática increíble que enriquecerá casi cualquier receta. También podemos congelar porciones de cebolla caramelizada, que es otra elaboración muy sencilla pero que exige dedicarle su tiempo.

11. Vinos y otras bebidas alcohólicas

Si has abierto una buena botella, o al menos alguna decente, y no la has terminado, no dejes que se estropee el vino abierto y aprovéchalo para tener en el congelador cubitos de esta bebida.

Coctel

El hielo de vino tinto nos servirá para enriquecer muchas recetas saladas y también algunas dulces, y podemos aprovecharlo también si hacemos sangría o tinto de verano. Los rosados y blancos que se suelen servir fríos, así como espumosos como el cava, champán y otros frizzantes, pueden mantener su calidad perfectamente con hielos. Si usamos cubitos de la propia bebida, lógicamente no correrán el riesgo de aguarse.

Funcionará mejor con tragos que sean ligeramente dulces o semisecos, con acidez y aromas afrutados. Merece la pena probarlo también con sidras -de manzana u otras frutas-, así como con clásicos del aperitivo como el vermú.

12. Purés y papillas para bebés

Tardaremos prácticamente lo mismo elaborando una ración que cinco de purés y papillas infantiles. Muy útil será para la alimentación de los más pequeños disponer de porciones extra debidamente congeladas aprovechando las cubiteras de mayor tamaño, ideales especialmente para los purés de frutas.

13. Frutas trituradas, compotas y mermeladas

Smoothies

Hablando de purés, las frutas trituradas se emplean a menudo como ingrediente más saludable en recetas de repostería y también en salsas o guisos, como por ejemplo la manzana. Su vita útil en la nevera es corta, así que la mejor solución para no desperdiciar las sobras es congelarla en mini porciones.

Es un recurso muy práctico también para las compotas y mermeladas, que si bien se conservan mejor en frío, cuanto más azúcar tienen, nos vendrán más que bien para cuando necesitemos pequeñas cantidades para usos concretos. Por ejemplo, una mermelada de albaricoque congelada siempre es útil para glasear pasteles o pincelar masas.

14. Miso

Miso

La pasta fermentada básica de la cocina japonesa se puede congelar durante meses. Por sus características, lo habitual es que no se vuelva totalmente sólida, por lo que tendremos que conservarla dentro del molde de cubitos, pero aún así será una forma de almacenaje muy práctica.

Las cubiteras estándares ofrecen un tamaño ideal para porcionar la pasta de miso y así utilizarla directamente en la preparación de sopas, guisos o salsas.

15. Harissa, pasta de chile o guindilla, pesto y otras salsas

Pesto

En sus versiones más concentradas, con forma de pasta densa, estos condimentos ofrecen una gran potencia aromática que a menudo usamos en pequeñas porciones. Es una pena que se estropeen por no poder gastarlos a tiempo; la congelación es de nuevo nuestra amiga.

Con el pesto casero, por ejemplo, merece siempre la pena hacer de más para congelar en raciones individuales, que además podremos aprovechar para enriquecer otras recetas que se beneficien de esa mezcla de sabores italianos. La misma fórmula nos servirá para otras recetas de pesto, comoe l rojo, y salsas más exóticas y picantes como la harissa o las típicas de chile.

16. Gazpacho, salmorejo, ajoblanco y otras sopas frías

Gazpacho

Agregar cubitos de hielo al gazpacho para enfriarlo es un crimen; lo mismo se puede decir de cualquier otra sopa para ser consumida fría. Si no hemos tenido tiempo de dejarlo reposar en la nevera, es mejor comer más tarde dejándolo media hora en refrigeración que arruinarlo añadiéndole más agua.

Como solución alternativa de emergencia, podemos surtir nuestro congelador de cubitos de la misma receta previamente preparados. Ya sabemos que estas sopas sí se pueden congelar, y aunque seguiremos modificando la textura y el sabor de la preparación, no lo estaremos aguando.

17. Flores, frutas y otros aderezos decorativos

Hielo Flores

Con cubitos de hielo de agua que alberguen bonitas flores en su interior daremos un toque decorativo original y llamativo a nuestros cócteles o bebidas de verano. También podemos congelar porciones de fruta fresca, o usar bayas enteras, solas o combinadas con hierbas o especias para además dar sabor y aroma al refresco, incluso al agua sola.

Siempre hay que asegurarse de que congelamos aderezos comestibles y que están debidamente lavados. Cuando más bonitos luzcan frescos, mejor se verán en su versión helada. Arándanos, grosellas, frambuesas y pieles cítricas son buenas opciones para combinr con flores comestibles.

Cubiteras y moldes con diseños originales para todas las necesidades

Ya hemos dicho que cualquier molde de hielos nos hará el apaño para estos usos, pero si nos ponemos serios podemos elegir modelos específicos según nuestras necesidades. Hay todo un catálogo de diseños diferentes para escoger, y que siempre podemos usar también, obviamente, para hacer hielos comunes con los que refrescarnos en verano.

Molde Zoku

Este set de dos moldes para hielos Jumbo de Zoku cuentan con seis cavidades cada uno, están fabricados en silicona flexible y cuentan con una tapa para facilitar el llenado y congelación. Su tamaño extra grande es perfecto para congelar alimentos en porciones de más tamaño o preparar hielos que tardarán mucho más en derretirse.

Zoku Cubito de Hielo Unisex Jumbo Trays-Set de 2, Verde

Zoku Cubito de Hielo Unisex Jumbo Trays-Set de 2, Verde

Cubitera Joseph

La cubitera de Joseph Joseph también incluye una cómoda tapa que evita los molestos derrames, y además aísla de posibles olores del congelador. Además, cuenta con el sistema QuickSnap, que permite sacar directamente las unidades de hielo deseadas fácilmente sin mover las adyacentes, pudiendo extraer así solo lo que necesitamos sin tocar el hielo.

Joseph Joseph QuickSnap Plus Cubitera, Verde, Centimeters

Joseph Joseph QuickSnap Plus Cubitera, Verde, Centimeters

Cubito

Esta cubitera de Lékué está fabricada en caucho, que ofrece una gran flexibilidad fácil de desmoldar, pero al mismo tiempo es un material firme y resistente. Es un modelo básico de cubitos pequeños pero con un formato más rectangular alargado.

Lékué Cubitera de Caucho, Silicona, Turquesa, 14 cavidades

Lékué Cubitera de Caucho, Silicona, Turquesa, 14 cavidades

Cubiteras

Este pack de Oliver’s Kitchen incluye cuatro bandejas de 14 cavidades rectangulares cada una, con tapas de cierre hermético, apilables y flexibles. Un conjunto básico perfecto para darles todo tipo de uso y que cuenta muy buenas valoraciones entre los clientes de Amazon.

Oliver's Kitchen - Juego de 4 x Moldes de Cubitos de Hielo - Base Flexible para una Extracción Fácil - Tapas Apilables Antiderrames - Aptos para lavavajillas - Moldes de Silicona sin BPA

Oliver’s Kitchen – Juego de 4 x Moldes de Cubitos de Hielo – Base Flexible para una Extracción Fácil – Tapas Apilables Antiderrames – Aptos para lavavajillas – Moldes de Silicona sin BPA

Hielo Fino

Otro formato que puede ser muy útil a la hora de enfriar botellas, botes, vasos altos o copas, es el de estos moldes alargados. El pack incluye tres bandejas con diez cavidades, fabricadas en silicona flexible y también incluyen tapas.

Redondos

Los que busquen moldes especiales para hielos o congelar alimentos en porciones grandes, encontrarán muy útil este conjunto de tres moldes, con una bandeja de cubos y dos individuales para hielos esféricos de grandes dimensiones.

FYLINA Cubitos de Hielo 3 Paquetes Bandeja de Hielo de Silicona Libre de BPA Molde de Cubitos de Hielo Grande con Tapa para Whisky, Comida para Bebés, Cola, Cócteles

FYLINA Cubitos de Hielo 3 Paquetes Bandeja de Hielo de Silicona Libre de BPA Molde de Cubitos de Hielo Grande con Tapa para Whisky, Comida para Bebés, Cola, Cócteles

Bebes

Y este curioso modelo está específicamente diseñado para congelar alimentos y comidas de bebé y niños pequeños. Disponible en varios colores, incluye un ebook con una guía alimentaria y recetas elaboradas por un dietista. Permite congelar purés, papillas, leche materna, fruta, etc, y se puede usar para cocinar al horno a altas temperaturas. Cada una de las nueve cavidades tiene un volumen de 75 ml, e incluye una tapa.

KIDDO FEEDO Almacenamiento para alimentos de bebé con tapa de silicona - Multi funcional; Congela comida de niños, leche materna, helados, hielos y más - eBook gratis del autor/dietista - Rosado

KIDDO FEEDO Almacenamiento para alimentos de bebé con tapa de silicona – Multi funcional; Congela comida de niños, leche materna, helados, hielos y más – eBook gratis del autor/dietista – Rosado

Algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores

Fotos | iStock – TamorlanMarco VerchPersonal CreationsShari’s BerriesAmelia Crook
En Directo al Paladar | Cómo congelar verduras y frutas en casa correctamente (y no salir tanto a hacer la compra)
En Directo al Paladar | Los mejores pescados y mariscos para congelar (y cómo hacerlo)


La noticia

17 cosas que puedes congelar en una cubitera más allá del hielo (y los mejores modelos para aprovecharlas al máximo)

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Liliana Fuchs

.

via Directo al Paladar https://ift.tt/31PjHCb

Arroz con pulpo y algas wakame, la receta para sorprender a todos

Arroz con pulpo y algas wakame, la receta para sorprender a todos

Mientras preparaba el otro día esta receta, me asaltaban muchas dudas sobre si la debía publicar o no. Antes de contaros cómo hacer un arroz con pulpo y algas wakame os adelanto que es un plato que está impresionantemente bueno. Las dudas sobre su publicación van más por las críticas que pudieran surgir por haber tratado de mezclar dos recetas tan clásicas como los arroces del mediterráneo y el maravilloso pulpo gallego.

Si os habéis fiado de mi en algunos experimentos y otras ideas -a priori disparatadas que he publicado anteriormente-, volved a darme el beneficio de la duda y preparaos este fin de semana esta receta de arroz con pulpo y algas wakame que estoy seguro que va a encantaros tanto a vosotros como a vuestras familias.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Tomate
    1
  • Diente de ajo
    1
  • Alga wakame seca 2 cucharadas
  • Arroz bomba
    400 g
  • Pulpo cocido 3 ó 4 tentáculos
  • Caldo de pescado o fumet
    1.5 l
  • Pimentón dulce al gusto

Cómo hacer arroz con pulpo y algas wakame

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total
    28 m
  • Elaboración
    10 m
  • Cocción
    18 m
  • Reposo
    5 m

Cuando preparé la receta de pizza de pulpo a feira, no usé más que 3 tentáculos y me sobraban otros 5 y la zona de la cabeza. Con una buena parte de esas sobras, vamos a preparar este arroz. Si queréis, podéis añadir también otros ingredientes que tengáis en la nevera, como por ejemplo unos calamares o unas almejas.

Comenzamos preparando un sofrito directamente en la paella, para lo cual picamos en trozos muy pequeños tanto el ajo, el pimiento como el tomate y los salteamos durante unos minutos. Añadimos los trozos de pulpo que ya tenemos cocido y los mezclamos con el resto de ingredientes.

Seguidamente, incorporamos el arroz que removemos hasta dejar traslúcido y ya echamos el caldo de pescado y las algas wakame. Normalmente añadiríamos unas tres partes de caldo por cada medida de arroz. En este caso lo hacemos con tres y media para ayudar a la rehidratación de las algas. Si habéis cocido el pulpo vosotros, parte del caldo que uséis puede ser el caldo de la cocción de este ingrediente.

El sabor del fumet de pescado, con los jugos del pulpo y las algas wakame tan usadas para ensaladas, crean un caldo con un sabor espectacular, que después absorbe el arroz para nuestro disfrute. Como en todos los arroces, comenzamos 5 minutos a fuego vivo, luego bajamos el fuego, espolvoreamos con abundante pimentón y dejamos cocer otros 10-12 minutos.

arroz con pulpo pasos

Pasado ese tiempo, tapamos y dejamos reposar durante 15 minutos. La proporción de caldo que uséis, dejará el arroz seco, meloso o caldoso, según os guste más. Al servirlo, si queréis que os quede más "a feira", podéis espolvorear por encima un poco más de pimentón.

Con qué acompañar la receta de arroz con pulpo y algas wakame

Este receta de arroz con pulpo y algas wakame es un plato delicioso, de sabor muy intenso y que podéis tomar perfectamente como plato único. Acompañadlo de un buen vino y preparaos para disfrutar. Estoy seguro de que os va a gustar si os animáis a prepararlo un fin de semana.

En Directo al Paladar | Pizza de pulpo á feira
En Directo al Paladar | Arroz de carabineros cocinado en el horno para sorprender (y hacer muy feliz) a tu pareja


La noticia

Arroz con pulpo y algas wakame, la receta para sorprender a todos

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Pakus

.

via Directo al Paladar https://ift.tt/2ss1j1o