Cómo hacer un caldo de pollo casero y reconfortante (con trucos para que te quede sabroso y sin nada de grasa)

Cómo hacer un caldo de pollo casero y reconfortante (con trucos para que te quede sabroso y sin nada de grasa)

Hoy quiero enseñaros cómo hacer un caldo de pollo casero y reconfortante, con este tutorial para que lo hagáis en casa con trucos para que te quede sabroso y sin nada de grasa. Cuando hagáis la prueba y lo preparéis de la manera que ahora os cuento, nunca más volveréis a comer un caldo de pollo insulso o clarito como un "aguachirri", ni un caldo con gotitas de grasa flotando en la superficie.

Tal como ahora veréis, así podemos hacer un caldo de pollo lleno de sabor, con cuerpo y sin grasa, que será ideal para entonarnos cuando estemos bajos de forma o con frío, para tomar como consomé, para servir de base a una buena sopa de fideos o como líquido para hacer arroces, guisos y estofados. Y encima es facilísimo.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Carcasa de pollo
    4
  • Alitas de pollo
    4
  • Agua
    3 l
  • Puerro
    1
  • Patata pequeña
    1
  • Cebolla pequeña
    1
  • Zanahoria
    1

Cómo hacer caldo de pollo casero y reconfortante

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total
    2 h 15 m
  • Elaboración
    30 m
  • Cocción
    1 h 45 m
  • Reposo
    2 h

Para hacer nuestro caldo de pollo casero y reconfortante necesitaremos unas carcasas o esqueletos de pollo. Podéis encontrarlos sin dificultad en cualquier pollería o supermercado. Para que el caldo tenga más sabor y color os recomiendo tostar los huesos antes de proceder a hervirlos.

Mi madre siempre los freía un poco en una sartén, pero yo os recomiendo tostarlos en la bandeja del horno, porque así no incorporamos nada de grasa. Otro truco, es añadir unas alitas de pollo, que apenas tienen carne y son muy baratas pero que aportan muchísimo sabor y colágeno, que dará cuerpo a nuestro caldo. Una vez tostado todo ello en el horno, lo pasamos a una gran cacerola o marmita y lo ponemos a cocer con 3 litros de agua.

Cuando lleve cociendo 45 minutos, aplastamos los huesos con una cuchara y agregamos las verduras indicadas, dejando cocinar todo durante otros 45 minutos. Las verduras refrescarán el caldo y aportarán un extra de sabor.

Pasos 1 Caldo De Pollo

Como mejorar nuestro caldo de pollo casero

Una vez cocinado, colamos el caldo para retirar los huesos y volvemos a poner el caldo a cocer para concentrar el sabor y reducir un poco. Será suficiente con otros 15 minutos a fuego vivo para que los sabores se concentren y se evapore un poco de líquido.

En la superficie de la cacerola, habrá quedado una ligera capa de grasa que podemos retirar de una manera muy sencilla: poned el caldo cuando se haya enfriado en frascos y metedlos en la nevera durante un par de horas. Así, la grasa quedará arriba y la podremos retirar con facilidad porque se solidificará como si fuera mantequilla.

Cuando hayamos retirado la parte sólida de la parte superior, nuestro caldo estará listo para consumir o para congelar. Os recomiendo tener siempre un par de frascos de este caldo en el congelador porque viene muy bien para hacer un consomé o una sopa cuando vienen días fríos y porque es una base excelente para guisos y arroces como ya os hemos contado.

Si os fijáis en la imagen siguiente, podéis ver que al sacarlo del frasco y ponerlo en un cazo, el caldo parece una gelatina debido al colágeno que tiene, lo que hace que sea un caldo con cuerpo, de sabor intenso y sin nada de grasa. Obviamente, en cuanto se calienta, queda como un caldo normal y corriente, líquido, dorado y apetecible.

Caldo De Pollo Final

En qué puedes usar el caldo de pollo casero

El caldo de pollo casero y reconfortante es excelente para preparar muchísimos platos, como un buen consomé o un caldo navideño, una sopa de fideos, añadiendo huevo cocido y opcionalmente una pechuga de pollo cocida y picada. También es genial para usarlo en muchísimas recetas de arroces o en guisos y estofados como el pollo guisado con salsa de avellanas entre otros muchos. Ya veréis cuántos usos vais a dar a este estupendo caldo, desgrasado y concentrado.

También te recomendamos


Mucho más que píxeles: cómo el estándar 8K cambiará el panorama tecnológico


Qué caldos son mejores para elaborar tus sopas, guisos y recetas de arroces


Cómo deshuesar pollo, pavo, pato y otras aves enteras para rellenar (según los expertos)


La noticia

Cómo hacer un caldo de pollo casero y reconfortante (con trucos para que te quede sabroso y sin nada de grasa)

fue publicada originalmente en

Directo al Paladar

por
Pakus

.

via Directo al Paladar http://bit.ly/2CcNh6g

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s